Recuerde, la información presentada a través de mi página web, podcast, redes sociales y otros medios es sólo información educativa y no un consejo médico. (Y yo no soy médica ni una experta en endometriosis). Siempre consulte con su médico cualificado antes de realizar cualquier cambio en su plan de tratamiento. Lea mi descargo de responsabilidad aquí.

La Terapia de Reemplazamiento Hormonal (TRH) – Parte 2

Esta es la parte 2 de 2. En esta página encontrará:

  • Cómo encontrar un médico
  • Tipos de TRH
  • Pruebas hormonales
  • Síntomas de la perimenopausia

En la parte 1, encontrará:

  • ¿Qué es la TRH?
  • Información sobre la TRH utilizando estrógeno, progesterona y testosterona (¡la hormona olvidada!)
  • Discusión sobre la seguridad de la TRH
  • TRH para personas con endometriosis

Su médico debe tener conocimientos y experiencia en hormonas y TRH.

Aquí en EEUU, la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS) tiene una sección para “buscar un médico”. Puede buscar por código postal y enumera los médicos que aprobaron un examen de competencia desarrollado por NAMS y obtuvieron la credencial de Practicante Certificado en Menopausia. Enumera ginecólogos, endocrinólogos, asistentes médicos, naturópatas y otros tipos de profesionales de la salud. Por supuesto, eso no significa que todos los médicos en su base de datos puedan tratar su caso específico, por lo cual aún debe investigarlos como lo haría con cualquier médico, pero puede ser un buen punto de partida. Si un médico no tiene la certificación NAMS, tampoco significa que no esté capacitado para ayudarlo. Y otro consejo es tener cuidado con las clínicas hormonales privadas porque algunas usan hormonas no reguladas.

Hágale preguntas a su médico. Algunos ejemplos podrían ser:

  • ¿La TRH generalmente ayuda con síntomas como los míos?
  • ¿Cuáles son los riesgos frente a los beneficios?
  • ¿Cuánto tiempo estaré con el tratamiento?
  • ¿Utiliza hormonas bioidénticas o sintéticas?
  • ¿Qué pruebas utiliza para medir mis hormonas?
  • ¿Cómo los prescribe? ¿Será oral, un parche, una crema, etc.?

Tipos de TRH

Hay muchas formas en que una persona puede tomar TRH, como oral, transdérmica (parche), percutánea (crema, gel), intramuscular, sublingual, vaginal (geles, crema, tableta, anillo y pesario), nasal, pellet, etc. La absorción y la biodisponibilidad de la hormona puede cambiar dependiendo de la vía de administración. Con cada tipo de administración de hormonas, existen ventajas y desventajas que debe hablar con su profesional médico calificado.

Si está en los EEUU, la mayoría de los especialistas en menopausia que sigo recomiendan utilizar productos aprobados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) porque están regulados y evitar hormonas compuestas de forma personalizada si hay opciones disponibles aprobadas por la FDA. Un ejemplo de cuándo es útil una hormona compuesta de forma personalizada es cuando una persona es alérgica a un ingrediente de un producto aprobado por la FDA. Otro ejemplo es el de la testosterona: desafortunadamente, no existen productos de testosterona para mujeres aprobados por la FDA. Algunos médicos recetarán el producto masculino aprobado por la FDA y le indicarán al paciente que use una dosis más pequeña. Otros, en su lugar, recetarán testosterona compuesta de forma personalizada hecha en la farmacia.

En términos de los pellets: conozco personas que les encantan sus pellets hormonales y trabajan con médicos que saben cómo controlar adecuadamente sus niveles de testosterona mientras los toman. No quiere decir que todos los pellets sean malos, sino que hay muchos médicos que no saben cómo dosificarlos correctamente, lo cual hace que sus pacientes tengan niveles extremadamente altos de testosterona y, por lo tanto, muchos efectos secundarios.  Al igual que con todas las terapias de reemplazo hormonal, es importante trabajar con un médico que tenga conocimientos y experiencia, especialmente si elige usar los pellets.

Desafortunadamente, cuando comencé a tomar progesterona, era un producto hecho por un médico de medicina funcional y vendido en su tienda en línea. Esta fue una señal de alerta sobre él de la que yo no sabía en ese momento. Con el tiempo, descubrí que había mejores opciones disponibles y conseguí que mi médico de cabecera me recetara progesterona oral micronizada (regulada y aprobada por la FDA), que estaba cubierta por mi seguro, por una fracción del precio.

Las hormonas bioidénticas

El término bioidénticas se ha utilizado de diferentes maneras. Cuando la gente dice bioidénticas, normalmente se refieren a hormonas que son lo más parecidas posible a lo que producen los ovarios, como la progesterona micronizada oral. Esto es diferente de las progestinas no bioidénticas utilizadas en los anticonceptivos, que tienen nombres como levonorgestrel o drospirenona.

Sin embargo, las hormonas “bioidénticas” son en realidad un término inventado por los especialistas en marketing y no tiene ningún significado científico, por lo que algunas personas explotan el término bioidénticas para comercializar sus hormonas compuestas de forma personalizada, como hizo el médico de medicina funcional que vi, cuando en realidad había mucho mejores opciones de hormonas disponibles para mí que eran reguladas y aprobadas por la FDA.

Puede encontrar una lista de productos hormonales aprobados por la FDA aquí: NAMs menonote on bioidentical hormone therapy.

Los anticonceptivos no son TRH

Si estamos considerando la TRH, es importante que el médico con el que trabajamos tenga conocimiento sobre las hormonas. Algunos médicos piensan que tomar anticonceptivos “equilibra las hormonas”, pero los anticonceptivos no hacen esto. Las píldoras anticonceptivas son sintéticas y por lo general mantienen las hormonas en un nivel hormonal constante. Si alguna vez ha mirado un cuadro de sus hormonas, verá que las hormonas naturales en una persona (que no está en menopausia ni en perimenopausia) tienen un ritmo. Por ejemplo, en una persona con un ciclo de 28 días, el estrógeno aumenta alrededor del día 7 hasta la ovulación. Después de la ovulación, la progesterona aumenta y el estrógeno comienza a aumentar nuevamente alrededor del día 17. Ambos alcanzan su punto máximo alrededor del día 21 y luego descienden a un nivel bajo cuando comienza la menstruación. Con los anticonceptivos, estos picos no ocurren.

Los anticonceptivos son realmente útiles para muchos de nosotros en esta comunidad, sea para prevenir el embarazo o manejar los síntomas de períodos dolorosos, períodos abundantes, endometriosis, adenomiosis, fibromas y otros problemas relacionados con períodos y ciclos. Pero la píldora anticonceptiva no es una terapia de reemplazo hormonal, por lo que si está buscando TRH y su médico le sugiere que tome la píldora (sin hablare de la terapia de estrógeno), a menudo es una indicación de que no está bien informado sobre las hormonas.

Sin embargo, no quiere decir que los anticonceptivos hormonales no sean adecuados para usted en su situación individual; esto depende de sus síntomas, los objetivos de su tratamiento, sus efectos secundarios y otros factores. Puede hablar de las ventajas y desventajas de las diferentes opciones con su médico. Al mismo tiempo, recuerde que muchos ginecólogos no están bien informados sobre la TRH, por lo que es importante que usted también tenga conocimientos previos para saber cuándo obtener una segunda opinión si sea necesario.

Pruebas hormonales

Existen diferentes tipos de pruebas hormonales. Los más comunes y fiables son los análisis de sangre, que suelen estar cubiertos por el seguro. “Las pruebas hormonales en saliva y orina para determinar la dosis no son confiables y no se recomiendan”. (Fuente: NAMS position statement)

“No es necesario ver los niveles hormonales en sangre, orina o saliva para encontrar la dosis correcta [de TRH]. Durante la vida reproductiva, los niveles de estrógeno varían a lo largo del ciclo menstrual y durante cada día, por lo que no existe un nivel hormonal perfecto para ninguna [persona].” (Fuente: NAMs menonote on bioidentical hormone therapy.)

Por lo general, los tratamientos de TRH se basan en sus síntomas, porque el tratamiento se receta para mejorar los síntomas de la perimenopausia o la menopausia, y no para llegar a un nivel específico en los análisis de sangre. Sin embargo, hay algunos médicos que realizan un análisis de sangre inicial para ver sus niveles. Si después de unos meses con TRH no parece que esté respondiendo, es posible que revisen sus niveles de nuevo para evaluar si está absorbiendo las hormonas que está tomando y si necesita cambiar la dosis o el método de administración. Sin embargo, muchos médicos tratan únicamente los síntomas y no realizan ningún análisis de sangre.

¿Existe una prueba para la perimenopausia?

No existe una prueba de laboratorio que puede indicarlo, pero dependiendo de su edad y sus síntomas, es probable que pueda distinguir si se encuentra en la perimenopausia.

Aquí hay una lista de síntomas comunes de la perimenopausia (sin ningún orden en particular):

  • periodos irregulares
  • sofocos
  • problemas para dormir como insomnio o despertar durante la noche
  • cambios de humor, mal humor, depresión
  • ansiedad
  • disminución de la libido
  • ojos secos
  • migrañas
  • achaques, aumento de dolores similares a la fibromialgia
  • sequedad vaginal
  • aumento de problemas urinarios, síntomas similares a los de una ITU
  • mareo
  • tinnitus
  • boca ardiente
  • problemas de encías
  • cambiando los niveles de colesterol
  • encontrarse olvidadizo o con falta de concentración
  • intolerancia a la histamina o aumento de alergias
  • corazón acelerado
  • y mucho más

Siento que los síntomas de la perimenopausia y la menopausia de los que más escuchamos son sofocos y cambios de humor, pero hay muchas más formas en las que podemos vernos afectados. Algunas personas no tienen sofocos, pero tienen muchos otros síntomas que parecen que no están conectados, como palpitaciones, ardor en la boca y mareos. Por eso es importante aprender los síntomas de la perimenopausia y la menopausia, porque podemos perder mucho tiempo tratando de descubrir qué está pasando con nuestra salud y cuerpo. Desafortunadamente me pasó esto, me enviaron a alergólogos, dermatólogos, cardiólogos y otros médicos, y nadie se dio cuenta de que estaba en la perimenopausia. No nos han enseñado conocimientos sobre el cuerpo en torno a la menopausia y tampoco a la mayoría de los médicos.