Recuerde, la información presentada a través de mi página web, podcast, redes sociales y otros medios es sólo información educativa y no un consejo médico. (Y yo no soy médica ni una experta en endometriosis). Siempre consulte con su médico cualificado antes de realizar cualquier cambio en su plan de tratamiento. Lea mi descargo de responsabilidad aquí.

La Terapia de Reemplazamiento Hormonal – Parte 1

Esta es la parte 1 de 2. En esta página encontrará:

  • ¿Qué es la TRH?
  • Información sobre la TRH utilizando estrógeno, progesterona y testosterona (¡la hormona olvidada!)
  • Discusión sobre la seguridad de la TRH
  • TRH para personas con endometriosis

En la parte 2, encontrará:

  • Cómo encontrar un médico
  • Tipos de TRH
  • Pruebas hormonales
  • Síntomas de la perimenopausia

Las hormonas

Para algunos de nosotros, nuestras hormonas no están en niveles óptimos. Por ejemplo, podemos tener muy poca progesterona o testosterona. Es posible que hayamos pasado por la menopausia quirúrgica (extirpación de los ovarios) y ahora estemos pensando en la terapia de reemplazo hormonal. Nuestras hormonas están involucradas en procesos de todo el cuerpo, por lo que si tenemos demasiada o muy poca hormona, o si nuestro cuerpo tiene problemas con la desintoxicación hormonal, entonces puede causarnos síntomas hormonales miserables.

Después de perder mi ovario, ahora estoy en la perimenopausia y y sufría mucho de ansiedad hormonal, sofocos, olvidos y cambios de humor hasta que comencé a tomar progesterona oral y gel de testosterona. Obtengo estas recetas a través de un ginecólogo certificado por NAMS (NAMS = Sociedad Norteamericana de Menopausia) y por el primer año, trabajé con un naturópata* para tomar suplementos específicos para apoyar mi salud hormonal específica. A través de esta experiencia, he aprendido que existen hierbas, suplementos y hábitos de estilo de vida que pueden ayudarnos a equilibrar nuestras hormonas y aliviar síntomas como el síndrome premenstrual, el insomnio, los dolores y sofocones, la fatiga y las migrañas hormonales. Sin embargo, es individual a nuestra situación específica y lo que necesitamos, y esto no quiere decir que algún suplemento o hábito pueda reemplazar la terapia de reemplazo hormonal.

*Tuve una experiencia positiva con un naturópata. Sin embargo, mi experiencia personal no niega el hecho de que, en general, hay muchas prácticas que no están basadas en evidencia dentro de estos campos. Vea mi artículo aquí sobre esto.

Terapia de reemplazamiento de hormonas (TRH)

“La terapia hormonal sigue siendo el tratamiento más eficaz para los síntomas vasomotores y el síndrome genitourinario de la menopausia y se ha demostrado que previene la pérdida ósea y las fracturas. Los riesgos de la terapia hormonal difieren según el tipo, la dosis, la duración del uso y la vía de administración, momento de inicio y si se utiliza un progestágeno. El tratamiento debe individualizarse utilizando la mejor evidencia disponible para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos, con una reevaluación periódica de los beneficios y riesgos de continuar la terapia”. (Fuente: declaración de posición de NAMS)

La TRH puede tardar entre 8 y 12 semanas en comenzar a tener un impacto en sus síntomas.

Si nos extirpan ambos ovarios o un ovario, o incluso solo el útero y conservamos los ovarios, es posible que tengamos cambios en nuestras hormonas. Esto es especialmente probable si nos extirpan ambos ovarios y nos encontramos en la menopausia quirúrgica. Pero también es importante saber que algunas personas entran en la menopausia más pronto que lo normal después de someterse a una histerectomía (histerectomía sin extirpación de ovario). Además, el NHS también afirma que después de una histerectomía, los ovarios podrían fallar dentro de los 5 años posteriores a la extirpación del útero, porque los ovarios reciben parte de su suministro de sangre a través del útero.

Me extirparon un ovario durante mi cirugía y me dijeron que como tenía 34 años y tenía el otro ovario, estaría bien. Sin embargo, unos 6 meses después de la cirugía, comencé a tener todo tipo de síntomas que no identifiqué como hormonas bajas (y que necesitaba TRH) hasta un año después, porque mis síntomas no parecían indicativos de problemas hormonales. Y claro, el cirujano me había dicho que mis hormonas estarían bien! Este retraso en darme cuenta de lo que era me hizo sufrir muchísimo, tanto físicamente como emocionalmente. No estaba preparada para lo que pasé y lo difícil que sería obtener información correcta sobre la TRH. Si te van a extirpar ambos ovarios, puede ser una buena idea hablar con (si es posible) un especialista en menopausia (en EEUU muchos están certificados por la NAMS) para estar preparada lo mas antes para manejar cualquier síntomas de menopausia.

El estrógeno

El estrógeno sistémico se puede tomar por vía oral o transdérmica (como parche, crema o gel). Habla con tu médico sobre los pros y los contras de cada método y cualquier contraindicación debido a su salud personal. El estrógeno a menudo se administra por vía transdérmica porque parece tener menores riesgos que por vía oral.

El estrógeno local se puede usar por vía vaginal, en forma de una crema, supositorio, etc. Esto puede ayudar con los síntomas urogenitales en esa área (como sequedad vaginal, vejiga hiperactiva, síntomas de ITU, etc.) y no parece tener los mismos riesgos que el estrógeno sistémico. Puede iniciarse a cualquier edad y continuarlo de por vida. Desafortunadamente, el estrógeno vaginal tiene un recuadro negro de advertencia porque la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) lo requiere en todos los productos con estrógeno. Esto asusta a las personas que quieren usar el estrógeno vaginal, aunque no se ha demostrado que el estrógeno vaginal tenga los mismos riesgos que el estrógeno sistémico. Algunos expertos en menopausia se han unido para solicitar a la FDA que elimine el recuadro negro de advertencia del estrógeno vaginal. Un recurso fabuloso (en ingles) sobre el estrógeno vaginal es Kelly Casperson.

Puede tomar estrógeno vaginal además del estrógeno sistémico.

La progesterona

“La indicación del uso de progestágenos relacionada con la menopausia es prevenir el crecimiento excesivo del endometrio y el mayor riesgo de cáncer de endometrio durante el uso de la terapia con estrógenos.” (Fuente: declaración de posición de NAMS)

Sin embargo, la progesterona micronizada oral puede ser útil para personas sin útero o para personas que no toman terapia con estrógenos. La progesterona puede ayudar a aliviar la sangre abundante durante la regla, alargar los ciclos menstruales o mejorar los síntomas de intolerancia a la histamina, el sueño, la ansiedad o incluso los sofocos en personas en la perimenopausia. Como toda TRH, es individual para cada persona.

La progesterona no es lo mismo que las progestinas. Algunas personas tienen efectos secundarios terribles con los anticonceptivos que sólo contienen progestina y tienen muchos efectos relacionados con el estado de ánimo o el síndrome premenstrual, pero están bien tomando progesterona. Este fue mi propio caso. Sin embargo, algunas personas encuentran que la progesterona empeora o causa síntomas del síndrome premenstrual o del síndrome disfórico premenstrual.

Testosterona: la hormona olvidada

Desafortunadamente, muchos ginecólogos y guías de las sociedades de la menopausia solo recomiendan testosterona para la libido baja. Muchos doctores, incluso los doctores certificados en menopausia por NAMS, a menudo son ignorantes del importante papel que desempeña la testosterona en las mujeres y personas que nacen con ovarios. O incluso hablan mal de la testosterona, contando una historia de una experiencia negativa de una paciente al respecto. (Nota: muchas veces estas experiencias negativas ocurren cuando los pacientes están tomando el pellet de testosterona con un médico que no sabe cómo ajustar correctamente la dosis y, por lo tanto, el paciente recibe una dosis innecesariamente alta de testosterona). Este tipo de historias se suman a las ideas erróneas que la gente tiene sobre la testosterona: una muy común es que es una hormona “masculina”, cuando en realidad las personas de todos los sexos tienen testosterona, ¡ya que juega un papel importante en nuestros cuerpos! Tomar testosterona dentro del rango femenino normal no hará que a una persona le crezca la barba o haga una transición: las dosis de TRH son para reemplazar lo que uno ha perdido y permanecer dentro del rango femenino de testosterona.

Esta falta de comprensión sobre el papel que desempeña la testosterona en las personas que nacen con ovarios no nos hace ningún favor. ¿Sabías que nuestros ovarios producen 3 veces más testosterona que el estrógeno antes de la menopausia? Para muchas personas que tienen niveles bajos de testosterona y comienzan a tomarla, ¡puede ser un salvavidas y hacerles sentir nuevamente como ellos mismos! Los ovarios son el principal productor de testosterona, por lo que si una persona se somete a una ooforectomía a una edad temprana, tomar testosterona podría ayudar síntomas hormonales. Algunas personas prefieren tomar terapia hormonal de estrógenos primero para sus síntomas y, si persisten, considerar el reemplazo de testosterona. En mi caso, mis niveles de estrógeno están bien, pero mi testosterona libre y total era extremadamente baja. Unas 6 a 8 semanas después de empezar a tomar la testosterona, dejé de tener sofocos, dolores articulares, y ansiedad hormonal; mis intolerancias alimentarias disminuyeron y puedo comer más variedad de alimentos; y tengo más energía y claridad mental. He tenido un impacto muy positiva en mi vida!

“Y en nuestra experiencia clínica aquí en Newson Health, los pacientes nos dicen que además de mejorar la libido, la testosterona puede ayudar a mejorar otros síntomas relacionados con la menopausia, como la ansiedad, la confusión mental y la fatiga, además de mejorar la intolerancia al ejercicio. Muchos especialistas en menopausia, y cada vez más médicos de cabecera, se están dando cuenta de los beneficios del reemplazo de testosterona para la mayoría de las mujeres. Los beneficios de la testosterona pueden incluir una mejora de la masa y la fuerza muscular, una mayor concentración y memoria y un mejor sueño”. [Fuente: Newson Health – Centro de Menopausia y Bienestar].

¿Pero no es peligrosa la TRH?

Esta idea surgió a partir de los resultados del estudio de “La Iniciativa de Salud de la Mujer” (WHI por sus signos en inglés), publicados en 2002, que supuestamente mostraban que la TRH tenía más riesgos que beneficios (con un mayor riesgo de cáncer de mama, enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y demencia). Con razón, muchas personas dejaron de usar la TRH y tuvieron miedo. Sin embargo, hoy en día la postura de muchos médicos y sociedades sobre la menopausia ha cambiado. Se han realizado nuevos estudios sobre la seguridad y eficacia de diferentes formulaciones, regímenes y métodos de administración de TRH, y sacaron diferentes conclusiones.

Los resultados del estudio WHI no se pueden extrapolar a todas las formulaciones hormonales ni a todas las personas; estos fueron resultados específicos para ciertas hormonas y para ciertas personas. La edad promedio de las mujeres en el WHI fue 63 años, por lo que ya tienen 12 años mas de la edad promedia de las personas (51 años) cuando entran en la menopausia! Las mujeres en ese estudio también eran asintomáticas y no tenían síntomas de menopausia. 16.608 mujeres posmenopáusicas sanas con útero, de entre 50 y 79 años, fueron asignadas al azar al grupo de la terapia hormonal o al grupo de placebo, y se les administró estrógeno equino conjugado solo o en combinación con una única progestina, el acetato de medroxiprogesterona.

La postura actual de la Sociedad Norteamericana de Menopausia (NAMS):

“Las recomendaciones [para TRH] del año 2022 reiteran la importancia de la toma de decisiones compartida y la educación del paciente al abordar las opciones de tratamiento, afirmando que, para la mayoría de las mujeres sanas y sintomáticas menores de 60 años que se encuentran dentro de los 10 años posteriores al inicio de la menopausia, los beneficios de la terapia hormonal superan los riesgos.” [Fuente: Contemporary OB/GYN]

De la declaración de posición de NAMS:

“Los riesgos de la terapia hormonal difieren según el tipo, la dosis, la duración del uso, la vía de administración, el momento de inicio y si se utiliza un progestágeno. El tratamiento debe individualizarse utilizando la mejor evidencia disponible para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos, con controles periódicos para la reevaluación de los beneficios y riesgos de continuar la terapia.”

Además, si los beneficios continúan superando los riesgos, no es necesario que una persona deje de tomar la TRH a una edad específica:

“Se puede considerar su continuación después de los 65 años, después de una evaluación adecuada y con sopesar los riesgos y beneficios, para síntomas vasomotores persistentes, problemas de calidad de vida o prevención de la osteoporosis”. [Fuente: Contemporary OB/GYN].

El estrógeno juega un papel protector en muchos aspectos de nuestra salud.

Hay evidencia que sugiere que si usted entra en la menopausia antes de los 45 (y especialmente antes de los 40) y no usa terapia con estrógenos, se asocia con un mayor riesgo de osteoporosis, enfermedades cardíacas, demencia y muerte prematura. Da miedo pensar en esto, especialmente porque a algunas de nosotras nos extirparon los ovarios a una edad temprana. Dado que el estrógeno tiene un efecto protector en muchos aspectos de nuestra salud, perder años o incluso décadas de estrógeno puede tener un efecto negativo a largo plazo en nuestra salud.

Sin mencionar que esa caída repentina en la menopausia quirúrgica, o incluso la transición a la menopausia natural, puede hacernos sufrir muchos síntomas miserables por estar en un estado bajo de estrógeno.

A menudo hay una demonización del estrógeno dentro de nuestra comunidad o un miedo al mismo, por lo que algunas personas pueden tener inquietudes acerca de tomar estrógeno como parte de la terapia de reemplazo hormonal porque les preocupa que el estrógeno pueda causar recurrencia de endo o síntomas asociados con la endometriosis. La Guía Clinica Europea de Endometriosis de 2022 tienen una breve sección sobre la terapia de reemplazo hormonal, que dice que los médicos deben ser conscientes de que las personas con endometriosis que se han sometido a una salpingooforectomía bilateral temprana tienen un mayor riesgo de disminución de la densidad ósea, demencia y enfermedad cardiovascular. Luego recomienda como buena práctica que los médicos continúen tratando a las personas después de la menopausia quirúrgica con una combinación de estrógeno y progestágeno al menos hasta la edad de la menopausia natural. Puede leer información más detallada en la guía en la sección Endometriosis y menopausia.

Hable con su médico para ver si la TRH es adecuada para su caso individual o no.

Algunos factores que influyen su situación individual son:

  • su edad
  • su historial médico
  • sus metas
  • sus síntomas de endometriosis versus sus síntomas de niveles bajos de estrógeno

En mi página de la TRH Parte 2, encontrará:

  • Cómo encontrar un médico
  • Tipos de TRH
  • Pruebas hormonales
  • Síntomas de la perimenopausia

Para más información (en inglés)

  • North American Menopause Society (NAMS). They have position statements on hormonal and nonhormonal therapy, “menonotes” or short info sheets on important topics, and Find a Provider section. You can search by zip code, and it lists doctors who have passed a competency examination developed by NAMS and have been awarded the credential of Certified Menopause Practitioner.

  • Newson Health – Louise Newson, MD, is a GP and Menopause Specialist and holds an Advanced Menopause Specialist certificate with Faculty of Sexual and Reproductive Healthcare. There is loads of educational material on her website and podcast. I especially appreciate that she has information on testosterone as most menopause specialists don’t understand the importance of it in people assigned female at birth. Some of my favorite episodes on testosterone on her podcast were 116, 118, and 119.

  • You Are Not Broken – Kelly Casperson, MD is a NAMS-certified urologist who has an amazing podcast on hormones, sex, and other topics. Browse her podcast! Some of my favorite episodes were on vaginal estrogen, an overview of HRT (episode 225 and 205), and testosterone.

  • Millenium Wellness Center – helpful info on hormones, especially on pellets. Pellets have a bad reputation and many clinics that insert pellets don’t monitor well the testosterone levels resulting in extremely high levels for some people. If you are thinking about using pellets, it’s important to work with a provider who is willing to work with you to get your levels right.

  • Hot and Bothered: What No One Tells You About Menopause and How to Feel Like Yourself Againbook by Jancee Dunn. I’ve read several books on menopause but none of them made the cut to this list. However I enjoyed this humorous and informative book on menopause. She shares personal experiences in a lighthearted way, while weaving in info from her interviews with menopause experts. One part I didn’t like was that the only mention of testosterone HRT painted it negatively, even though it’s an important hormone for people assigned female at birth as well.

  • Mary Claire Haven Empowerment Guide – Mary Claire Haven has fantastic info on menopause. She has a short downloadable guide, a book called “The New Menopause”, and her Instagram page is super helpful.

  • On Instagram: there’s some great perimenopause and menopause accounts on Instagram. Go to my highlighted stories under “to follow” and I’ve linked some there.

  • Lara Briden – The Period Revolutionary – I wasn’t sure if I should link Lara Briden on her because I find some of her info problematic, so I’ve linked her last because I did find her general information helpful to understand the menstrual cycle, perimenopause, and menopause, and how to support our bodies during this time. However, as for her information on endometriosis, I have seen misinformation there, so take any of that info with a grain of salt. Having said that though, some of her recommendations may be helpful for some people to manage endometriosis symptoms, but not to suppress the disease, shrink, or remove it. While she links to some studies on how X supplement etc can “reduce lesions” and other claims, these studies have design flaws. Remember – no matter the diet, lifestyle, herbs, supplements, etc, endometriosis still remains and can even progress leading to fused organs, bowel blockages, silent kidney death, etc, even if a person becomes asymptomatic.

Episodios de mi podcast relacionados