Recuerde, la información presentada a través de mi página web, podcast, redes sociales y otros medios es sólo información educativa y no un consejo médico. (Y yo no soy médica ni una experta en endometriosis). Siempre consulte con su médico cualificado antes de realizar cualquier cambio en su plan de tratamiento. Lea mi descargo de responsabilidad aquí.

El Sobrecrecimiento Bacteriano en el Intestino Delgado (SIBO)

¿Qué es?

Mientras que el intestino grueso contiene billones de bacterias, el intestino delgado tiene relativamente pocas. SIBO es como su nombre indica: el intestino delgado tiene un crecimiento excesivo de bacterias cuando no debería.

Los factores que contribuyen al SIBO pueden ser los AINES, el estrés crónico, la inflamación, el estreñimiento, la cirugía intestinal y más. Para algunos, SIBO puede ser una condición concomitante de la endometriosis y contribuir a nuestro hinchazón en el vientre, problemas digestivos o incluso problemas no digestivos (como vi en mi propio caso con mi intolerancia a la histamina, que explico más abajo!)

Con SIBO, es importante trabajar con un médico calificado que tenga experiencia con SIBO.

Pruebas para SIBO

La forma más común de diagnosticar SIBO suele ser mediante una prueba de aliento que mide los niveles de diferentes gases como el hidrógeno y el metano. Desafortunadamente, estas pruebas no son muy confiables y a veces pueden ser falsamente negativas, lo que significa que aún podría tener SIBO incluso si la prueba resulta negativa.

En mi propio caso, debido a esto y al hecho de que tenía síntomas asociados con SIBO, así como muchos de los factores contribuyentes comunes que pueden provocarlo, mi médico no me hizo ninguna prueba de SIBO y en su lugar decidió hacerme el tratamiento directamente. Cuando la primera ronda de tratamiento redujo mis síntomas, ella me dio un diagnóstico de sospecha de SIBO e hicimos varias rondas de tratamiento hasta que mis síntomas casi desaparecieron.

Tratamiento

Generalmente, existen 3 tratamientos para SIBO: antibióticos, antimicrobianos o una dieta elemental. Algunos médicos también pueden someter al paciente a una dieta baja en FODMAP mientras lo tratan con antibióticos o antimicrobianos. Nota: no se recomienda seguir una dieta baja en FODMAP más de unos pocos meses. Eliminar los FODMAP daña la salud intestinal a largo plazo, por lo que los objetivos de la dieta también deben incluir la reintroducción de una variedad de alimentos después de un período de tiempo.

Aunque se ha demostrado que cada tipo de tratamiento reduce el SIBO, tienen diferentes ventajas y desventajas, costos, accesibilidad, etc. Algunos médicos consideran que los antimicrobianos son un tratamiento útil de primera línea, porque también pueden abordar la disbiosis intestinal en el colon.

Desafortunadamente, SIBO puede necesitar varias rondas de tratamiento, ya que a menudo puede reaparecer en los pacientes.

Para más información (en inglés)

  • SIBO Info“The place for all things SIBO”, an educational website by Dr. Allison Siebecker, ND, MSOM, LAc, a leader in the field of SIBO.

  • Low FODMAP diet -This diet has been beneficial to many people with IBS or SIBO and may be worth researching if you have digestive problems, although it’s not recommended to follow this diet more than a few months. Cutting out FODMAPs long term hurt gut health. Monash University is one of the leaders in this diet and their app is helpful!

  • All about SIBO: Small Intestinal Bacterial Overgrowth – from Lucy Mailing PhD