Recuerde, la información presentada a través de mi página web, podcast, redes sociales y otros medios es sólo información educativa y no un consejo médico. (Y yo no soy médica ni una experta en endometriosis). Siempre consulte con su médico cualificado antes de realizar cualquier cambio en su plan de tratamiento. Lea mi descargo de responsabilidad aquí.

Disfunción del Suelo Pélvico

Los músculos, los ligamentos, los nervios y la fascia pueden generar dolor, razón por la cual muchas personas con endometriosis encuentran útil la terapia del suelo pélvico (TSP) o lo hacen como el siguiente paso después de la escisión. TSP puede ayudar con la vulvodinia, sexo doloroso, estreñimiento/diarrea, cistitis intersticial/síndrome de vejiga dolorosa, dolor pélvico, dolor en las piernas y más. 

La TSP puede incluir:

  • terapia manual
  • biorretroalimentación
  • liberación de puntos gatillo
  • ejercicios de respiración
  • movilización de tejido conectivo y cicatricial
  • corrección de postura
  • y más

Puede implicar trabajo tanto interno como externo, pero el terapeuta debe obtener su consentimiento antes de realizar cualquier trabajo interno. También hay varitas y otras herramientas, así como estiramientos y técnicas que pueden mostrarte cómo hacer en casa para trabajar tu suelo pélvico. Los pacientes suelen tener 1-2 sesiones por semana durante 8-12 semanas.

Su terapeuta debe tener experiencia con endometriosis.

Así como necesitamos ver a un especialista en endometriosis y no a cualquier ginecólogo para nuestro tratamiento de endometriosis, necesitamos ver a un terapeuta del suelo pélvico que esté familiarizado con el tratamiento de pacientes con endometriosis. La terapia del suelo pélvico no es igual para todos, y es posible que algunos terapeutas del suelo pélvico no tengan los conocimientos necesarios para tratar el suelo pélvico de una persona con endometriosis. Muchas personas con endometriosis tienen el suelo pélvico hipertónico, lo que significa que está muy tenso y no se relaja. Hay que tratarlo de manera diferente que un suelo pélvico hipotónico, que es un suelo pélvico debilitado (que es más común después del embarazo y el parto).

Para más información (en inglés)

Episodios de mi podcast relacionados